pabellon-narbon

Fotografía de Laura Irizabal. Todos los derechos reservados

Barraca de madera con escenario pequeño que llamaban “El quibis” que proyectaba cine mudo e intercalaba temporadas de varietés y en donde posteriormente se construyo un alto edificio conocido por unos almacenes que ocupaban toda su planta baja, los almacenes “Simago”, también desaparecidos hoy en día.

El Pabellón Narbón nace de la experiencia de un teatrillo de autómatas instalado en los Jardines de Pereda por Don Alfredo Narbón, dueño de ese y otro espacios dedicado a la cultura en la ciudad, que ve como el cinematógrafo atrae a los ciudadanos en sus ratos de ocio. Era el cine de los tiempos de héroes cuyas jornadas llenaban las sesiones de toda una semana y también el tiempo de nuestro querido Charlot y su cine mudo. Cine mudo con un narrador llamado “Santiago, el de la voz atenorada” que explica y ayuda al público a entender las escenas de las películas.

Pablo Isidro Duomarco. Pabellón Narbón, 1920, Colección Víctor del Campo Cruz, CDIS.

Los Italianos. Edificio Simeón, 1912, Colección Familia García Oliva, CDIS.

¿Quieres compartir algo con nosotros?